Blog

CLASSIC LIST

Untitled-1.jpg

Las 10 ventajas de ser feliz

Una de las más grandes aspiraciones del ser humano es encontrar la felicidad y sentirse pleno. Ponemos todo de nuestra parte y realizamos hasta lo imposible para lograrlo, sin embargo, después de cada tempestad vuelve la calma y experimentamos esos momentos en los que sentimos que todo vuelve a estar bien, nos llenamos de paz y sabemos que las cosas poco a poco se acomodan en nuestra vida. Para que aproveches el momento de plenitud y le saques el mayor provecho posible, hoy te presentamos las diez ventajas más importantes de experimentar esta felicidad:

 

Aumenta la confianza en ti mismo

Día a día empiezas a sentir que lo que haces es lo indicado, pues tienes la confianza necesaria para hacerlo y lo más importante: confías en ti para hacerlo.

Perdonas a los demás

Dejas de esperar demasiado de todos, pues al fin te has podido dar cuenta que todos somos seres humanos, cometemos errores y no hay nada más grande y humilde que saber perdonar y sobre todo saber perdonarte a ti mismo.

Eres auténtico

Hay una voz en tu corazón que te guía y no tienes problemas en hacer lo que te gusta y mostrarle al mundo cómo eres en realidad, olvidándote de fingir innecesariamente.

Te fortaleces

Sabes que no hay persona en el mundo ni situación posible que pueda quitarte la sonrisa.

Encuentras soluciones más rápido

Tu miedo a los problemas se transforma en desafío y sabes encontrar las formas indicadas para enfrentarlos y seguir adelante.

Inspiras a otros

Irradiar felicidad puede inspirar y motivar a los que te rodean, con el empuje que necesitan para alcanzar su propia felicidad.

Tu estrés disminuye

Es muy difícil que algo te agobie pues prefieres darle prioridad a la energía y motivación que te permiten cumplir con todo lo que necesitas realizar durante el día.

Valoras más a los demás

Prefieres dedicarles más tiempo a tus seres queridos y valorar el tiempo que pasas con ellos, disfrutando a cada instante.

Te enfocas más en el presente

Dejas atrás lo que ya pasó y permites que el futuro siga su curso, prefieres vivir el momento y aprender de las experiencias. La vida no tiene qué ser perfecta para ser extraordinaria.

Duermes mejor

Tu sueño se vuelve mucho más relajado, ya que tu mente no está llena de pensamientos que te agobian por las noches y no te dejan dormir.

Recuerda que a todo lo que sucede puedes encontrarle un lado positivo, pues cada cosa que pasa nos trae de regalo un aprendizaje. ¡Ánimo!

Comparte esta información con quienes más quieres para contagiar sonrisas a donde quiera que vayamos. Recuerda que en Farmacias Medicity creemos que ser feliz te hace bien.


hidratacion-piel-farmacias-medicity.jpg

Cuando hablamos de edad la piel es uno de los argumentos que las personas toman para determinar la cantidad de años que tenemos y casi siempre es uno de los termómetros que miden para bien o mal este número.

La piel es el reflejo de nuestro organismo, sobre todo si de la piel del rostro hablamos. Conservar un cutis resplandeciente y juvenil depende de los cuidados que le brindemos desde temprana edad; a diario estamos sometidos a factores que agreden a la piel: el sol, contaminación, maquillaje, cambios de temperatura, entre otros, pero una buena limpieza, hidratación profunda y un protector solar de calidad son esenciales para prevenir los efectos antiestéticos que la edad acarrea consigo.

Cada edad tiene su cuidado específico, no es lo mismo el rostro de una persona joven que el de una persona madura; en cada etapa la atención debe ser distinta, con productos especiales que beneficiarán la piel según lo que esta necesita.

A los 20, la piel se encuentra en su mejor momento: tersa, reluciente y luminosa; sin embargo, las horas sin descanso, los desvelos de las fiestas, los problemas de acné o la poca protección solar, con el tiempo, pueden afectar su perfección, por esta razón es importante crear una rutina preventiva en cada etapa de nuestra vida, con el fin de mantener una apariencia bella y reluciente también a futuro.

Rutina recomendada:

  • Desmaquillar: Si ya empezaste a maquillarte, jamás olvides la importancia de retirarte el producto cosmético con un buen desmaquillante; así evitaras a formación de acné y el exceso de oleosidad en tu rostro.
  • Limpieza: lavarse el rostro en la mañana y en la noche es fundamental para remover los restos del maquillaje, la suciedad del ambiente y las células muertas. La selección de un jabón facial que sea acorde a tu tipo de piel: grasa, seca, mixta o sensible, te dará mejores resultados.
  • Exfoliación: Exfoliarse una vez por semana es indispensable para mantener una piel sana y libre de impurezas, a esa edad, un gel muy suave es lo aconsejable.
  • Hidratación: la crema hidratante será tu mejor aliada de hoy en adelante. En caso de pieles grasas o con acné es mejor utilizar las que digan “oil free” o “sin aceite”; por el contrario, si se trata de una piel seca, puedes usar una crema untuosa.
  • Protección solar: el sol es el principal causante del envejecimiento prematuro, por lo que no puede faltar a ninguna edad, ni en ningún momento del día, los 365 días del año. Debemos acostumbrarnos a utilizar bloqueador solar tres veces al día, incluso cuando existan días nublados.

En la etapa de los 30, las mujeres debemos tener una rutina especial de cuidado para la piel del rostro, de este modo garantizaremos que ésta se encuentre preparada para el deterioro paulatino que los años causan de los 40 en adelante.  A los 30, la piel empieza a mostrar las primeras líneas de expresión a causa de que la regeneración cutánea es más lenta, y el colágeno aparece en menor cantidad en nuestro organismo, por lo tanto, hay que ayudar a la piel a repararse con productos cosméticos que estimulen la renovación cutánea.

Rutina recomendada:

  • Limpieza: lavar el rostro en la mañana y en la noche con un producto que elimine el maquillaje y la suciedad es esencial.
  • Exfoliación: la remoción de células muertas ayuda a que la nueva piel pueda salir, además, elimina el exceso de oleosidad en el rostro y permite que la piel respire sin los residuos que se acumularon. Es recomendable exfoliar el cutis dos veces a la semana.
  • Hidratación regular: siempre hay que mantener la piel hidratada, a esa edad, la cremas que utilices deben contener ingredientes como antioxidantes, vitaminas C, E y H. Además, es recomendable aplicar una buena crema hidratante que tenga protección solar SPF 15 a 30 para las mañanas, y otra hidratante y preventiva para que regenere tu piel en las noches; ambas trabajan de manera distinta.
  • Crema contorno de ojos: el contorno de ojos es la parte más sensible del rostro, una crema para esta área es óptima si queremos evitar las fastidiosas “patas de gallo”. La crema contorno de ojos debe ser aplicada en la mañana y la noche para hidratar la zona que bordea al ojo, esto hará que la flexibilidad de la piel aumente y las líneas de expresión recién aparecidas se difuminen.
  • Mascarillas: una vez por semana es bueno realizarse mascarillas, éstas ayudarán a cerrar los poros, limpiar a profundidad la piel y reafirmarla. Hay una variedad de mascarillas en el mercado, puedes elegirla de acuerdo a las necesidades de tu piel.
  • Protección solar: nunca dejes de utilizar una crema protectora del sol, a pesar de que no salgas de tu casa, es vital que te apliques tres veces al día el bloqueador solar para evitar el envejecimiento prematuro.

De los 40 en adelante, la disminución del colágeno es más evidente, la piel pierde firmeza, elasticidad y las líneas de expresión salen a flote en lugares como: la frente, alrededor de la boca, en el contorno de ojos, o el surco nasogeniano. En este ciclo de nuestra vida, el cuidado de la piel es sumamente importante, incluso más que antes.

La etapa de los 40 muestra las consecuencias de cómo te cuidaste durante las décadas anteriores, por ejemplo, no desmaquillarte por las noches, no haberte hidratado la piel, estar expuesta al sol sin protegerte o haber tenido hábitos dañinos como el cigarrillo y el alcohol, son tus grandes enemigos a esta edad; por el contrario, si tuviste una rutina minuciosa para cuidar tu cutis desde muy joven, tu piel ahora lo agradecerá y tú también.

Rutina recomendada:

  • Desmaquillar: a partir de los 40 la piel tiende a ser reseca, por lo que sería recomendable que retires tu maquillaje con una leche limpiadora, recuerda que jamás debes omitir este paso por mas cansada que estés.
  • Limpieza: acostumbra a lavar tu rostro dos veces al día, en la mañana y en la noche. Escoge un jabón que contenga ácido glicólico o un bajo porcentaje de ácido salicílico y masajea tu rostro por 60 segundos.
  • Exfoliante: tu piel necesita un buen exfoliante facial, este producto es imprescindible para tener un cutis luminoso. Lo recomendable es aplicarlo una o dos veces por semana, todo depende de tu tipo de piel, si es seca o normal con una vez por semana será suficiente, en cambio, si es mixta o grasa, dos veces es lo ideal.
  • Tónico: después de lavarte la cara, utiliza un tónico sin alcohol para remover por completo las impurezas de tu piel y tonificar tu PH.
  • Hidratación: En el mercado existen muchas opciones de cremas hidratantes con componentes antiarrugas; hay que aclarar que este tipo de cremas no sirven para quitar las líneas de expresión, sino para atenuarlas y evitar las posibles arrugas que puedan aparecer posteriormente. Siempre debes escoger una crema para la mañana y otra para la noche, porque trabajan de diferente manera; en el día la piel se protege de las agresiones del sol, la contaminación y los cambios de temperatura, mientras que en la noche activa todos sus mecanismos para regenerarse. Además, es aconsejable elegir un producto que también tenga efecto lifting.
  • Protección solar: Si bien es cierto, el sol ayuda a obtener vitamina D que es buena para mantener unos huesos sanos, exponernos a éste sin la debida protección causará que el colágeno y la elastina de la piel se degraden más de lo que deberían, asimismo provocará alteraciones melánicas (manchas), por este motivo, es sumamente importante aplicarse tres veces al día, haga o no sol.
  • Sérum revitalizante: los sérums tienen altas concentraciones de sustancias anti arrugas, anti flacidez y anti manchas, son muy útiles los que contienen vitamina C, ya que aportan luminosidad a la piel y pueden atenuar los signos de cansancio.

 ¿Quién dice que debemos aparentar la edad que tenemos? Los cuidados adecuados que le demos a nuestra piel anticipadamente lograrán mantener nuestro cutis juvenil por más que pase el tiempo.  Un rostro nutrido apropiadamente se mantiene bien conservado y restará algunos años a tu apariencia, haciéndote sentir más joven y orgullosa de tu edad.

Recuerdad que en Farmacias Medicity encuentras todo lo que necesitas para mantenerte siempre linda porque creemos que ser feliz te hace bien.


diabetes-farmacias-medicity.jpg

La diabetes es una enfermedad crónica y progresiva que está causando preocupación a nivel mundial debido a su gravedad y al considerable aumento de casos en los últimos años. Esta afección se genera cuando existen altos niveles de glucosa en la sangre, porque el páncreas no genera suficiente insulina o el organismo no utiliza adecuadamente la que produce.

La glucosa es el azúcar proveniente de los alimentos que consumimos y la principal fuente de energía del cuerpo humano. La insulina es una hormona natural que se crea en el páncreas y ayuda a transformar la glucosa en energía; la función principal de la insulina es bloquear el paso de la glucosa a la sangre y darle acceso para que penetre en las células, generando de esta manera energía para el cuerpo.

Las cifras de personas que sufren esta enfermedad son impresionantes, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estimó que 422 millones de adultos en todo el mundo tenían diabetes en el año 2014. Acercándonos a nuestro territorio, según el último informe 2014 del INEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos), 4401 personas murieron a causa de la diabetes en Ecuador, convirtiendo a esta enfermedad en la segunda causa de muerte a nivel poblacional, primera entre las mujeres y tercera para los hombres.  Y porcentualmente una de las enfermedades más alarmantes del siglo.

La diabetes es una enfermedad grave que no puede pasar desapercibida por quienes la padecen, la American Diabetes Asociation señaló que esta afección “causa más muertes que el cáncer de seno y el SIDA juntos”.

Existen tres tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1:

Se origina cuando el páncreas pierde la capacidad para generar insulina, a causa de una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina. Puede ocurrir a cualquier edad, sin embargo, se ha diagnosticado más en niños, adolescentes y jóvenes.

Síntomas:

  • Sed anormal
  • Cansancio extremo / falta de energía
  • Constante apetito
  • Pérdida de peso repentino
  • Ganas seguidas de orinar

Diabetes tipo 2:

Se genera porque el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no hacen un uso eficaz de esta hormona, de modo que la glucosa se acumula en la sangre. Este tipo de diabetes es la más común a nivel mundial, la padecen en su mayoría personas adultas, aunque no se la descarta en pacientes jóvenes. Factores hereditarios y un estilo de vida descuidado pueden ser causantes de esta enfermedad.

Síntomas:

Son similares a los relacionados con la diabetes tipo 1, pero generalmente se presentan con menos intensidad, por lo tanto, no permite diagnosticar la enfermedad fácilmente; solo cuando existe mayor evolución y aparezcan complicaciones podrá ser determinada.

Diabetes gestacional:

Se desarrolla en el proceso de embarazo de una mujer que nunca ha tenido diabetes antes, por lo general en la última etapa de gestación. La diabetes gestacional se origina porque ciertas hormonas de la madre impiden la función correcta de la insulina, y esto puede traer complicaciones también para el bebé. Tras el parto, este tipo de diabetes desaparece, sin embargo, las mujeres que sufrieron esta enfermedad durante su gestación son más propensas a padecer diabetes tipo 2 después de dar a luz.

Síntomas:

  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Infecciones frecuentes de vejiga, vagina y piel
  • Sed
  • Pérdida de peso, pese al aumento de apetito
  • Náuseas y vómito
  • Micción

La diabetes es una enfermedad común, pero cada persona es diferente, por lo tanto, tiene necesidades distintas en cuanto a su cuidado. Se receta insulina a pacientes con diabetes tipo 1, porque ellos no producen está hormona; a difernecia de la diabetes tipo 2 que dependerá del diagnóstico que tenga cada individuo para considerar si se receta insulina inyectable, o medicamentos orales que mantengan controlado el nivel de glucosa en la sangre.

Hay mucha gente que ignora el alcance de las consecuencias de la diabetes; las personas que sufren esta enfermedad son más propensas a desarrollar una serie de problemas graves para la salud. Tener altos niveles de glucosa en la sangre, con el tiempo, puede desencadenar en complicaciones que afectan al corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios, tales como:

  • Coma diabético
  • Pie diabético
  • Enfermedades oculares
  • Enfermedades cardiovasculares

Consejos que ayudarán a mantener controlada la diabetes:

  • Aprender todo sobre la diabetes.
  • Alimentarse con una dieta saludable, debes saber qué alimentos puedes consumir y cuáles no.
  • Incluye golosinas en tu dieta, actualmente hay dulces para diabéticos.
  • Beber mucha agua.
  • Realizar actividad física frecuentemente.
  • Tomar los medicamentos que te recetó tu médico.
  • Cuidarte de las complicaciones de la diabetes.

Realizarte chequeos médicos de rutina para mantenerte controlado.

Si bien es cierto la diabetes es muy perjudicial, al realizar un tratamiento adecuado y sobre todo al cambiar el estilo de vida por uno más saludable, se logrará mantener la enfermedad controlada exitosamente.

Recuerda que en Farmacacias Medicity, tenemos todo lo que necesitas para cuidarte, visítanos y se parte de los beneficios del Club de la Diabetes.


botiquin-farmacias-medicity.jpg

A pesar que existen incipientes registros de algo parecido a un botiquín en el antiguo Egipto, pasando por Griegos y Romanos.  Primer botiquín moderno de primeros auxilios con una concepción más útil fue desarrollado en 1828 por el Dr. Wilhelm Wienerschnitzel, quién durante 3 años de investigación y experimentación, desarrolló el primer modelo que podía ser cargado a la espalda por un individuo con productos de bolsillo que son indispensables pero sobretodo útiles en el caso de una emergencia.

En cualquier lugar que frecuentamos habitualmente, ya sea el trabajo, calle, auto, transporte público, incluso en nuestro hogar estamos expuestos a sufrir algún tipo de accidente, que si no es atendido oportunamente puede tornarse en una situación desagradable.

Un accidente es una situación que sale del alcance de nuestras manos y tener preparado un botiquín de emergencias en un lugar visible y al alcance de todos es vital, éste debe estar equipado con los elementos necesarios para atender una urgencia imprevista. Es importante destacar que muchas veces el botiquín adquiere una importancia decisiva en la vida de los afectados.

En el mercado existen diferentes tipos de botiquines, en cualquiera que elijamos debemos tomar en cuenta que el estuche que contiene los instrumentos médicos debe ser de plástico o metal esmaltado para conservar adecuadamente estos elementos. El tamaño dependerá del lugar donde vaya a ser ubicado y del número de personas que se encuentran en ese sitio.

El botiquín de primeros auxilios se compone de:

Antisépticos:

Son sustancias que ayudan a prevenir el riesgo de infecciones por gérmenes que usualmente están presentes en toda lesión.

  • Alcohol: Es útil para desinfectar instrumentos que se utilizarán para un proceso de curación o para limpiar la zona antes de aplicar una inyección. No se aconseja en la piel lastimada o heridas abiertas.
  • Povidona Yodada (Yodo): es un germicida de rápida acción que se utiliza en la limpieza y desinfección de heridas y partes de la piel antes de una práctica médica.
  • Agua oxigenada: limpia y desinfecta las lesiones, puede ayudar a detener hemorragias superficiales o nasales.
  • Solución fisiológica: higieniza el área afectada y quemaduras.

Material de curación:

Controla hemorragias, limpia la zona afectada y cubre heridas.

  • Algodón: limpia superficies de la piel no lastimada, así como los instrumentos que se van a utilizar.
  • Gasa estéril: cubre heridas desinfectadas y se utiliza para detener hemorragias, es aconsejable usar las que vienen en paquetes cerrados porque son más estériles.
  • Venda: sujeta apósitos, gasas y ayuda a inmovilizar las partes del cuerpo lesionadas.
  • Esparadrapo o microporo: se usan para fijar gasas, apósitos y vendas.
  • Curitas: son ideales para cubrir pequeñas lesiones.
  • Guantes estériles: disminuye la posibilidad de que los microorganismos del paciente se transmitan a las manos de la persona que lo atiende.
  • Mascarilla: previene la transmisión de bacterias infecciosas que se propagan a través del aire, además, establece una barrera de aislamiento entre el paciente y la persona que lo atiende.

Instrumental adicional:

  • Tijeras
  • Termómetro
  • Pinza
  • Linterna

Es importante tomar en cuenta que no solo basta tener un buen equipo de primeros auxilios, también es fundamental tener nociones básicas de cómo actuar en caso de necesitarlo, sino difícilmente servirá de algo tenerlo. Todas las personas deberíamos ser conscientes y tomar la decisión de informarnos de las técnicas básicas de ayuda en caso de emergencia, son sencillas y siguiendo las directrices de manera correcta podemos salvar la vida de una persona o varias.

Recuerda que en Farmacias Medicity tenemos a tu disposición diferentes tipos de Botiquines que se ajustan a tu necesidad. Para nosotros verte sano, prevenido y protegido  es nuestro mejor estímulo.

¡En Farmacias Medicity creemos que ser feliz te hace bien!


Farmacias Medicity Ecuador

Satisfacemos continuamente las expectativas de nuestros clientes internos y externos, con actitud, agilidad y anticipándonos a sus necesidades.

Farmacias Medicity 2017 © Todos los derechos reservados. Desarrollado por {nk}