Meloxicam Sante Tab 15Mg Caj*10 | Medicity
Meloxicam Sante Tab 15Mg Caj*10

Meloxicam Sante Tab 15Mg Caj*10

241

5,67 4,92 4.92 USD

5,67

MELOXICAM está indicado como analgésico y antiinflamatorio en el tratamiento coadyuvante de afecciones que cursen con inflamación y dolor, tales como osteoartritis (artrosis o enfermedad articular degenerativa) y artritis reumatoidea. Estudios han demostrado que el meloxicam también es útil en el tratamiento del dolor posoperatorio y del dolor asociado a otras condiciones musculoesqueléticas como espondilitis anquilosante, inflamación periarticular aguda y dolor lumbar.

INICIA SESIÓN PARA COMPRAR

Agregar

Efectos secundarios: El meloxicam es un fármaco bien tolerado y los efectos adversos más frecuentemente reportados son alteraciones gastrointestinales, aunque estudios demuestran que su incidencia es menor en comparación con otros AINE no selectivos. Se puede producir malestar gastrointestinal, distensión abdominal, dolor abdominal, dispepsia, eructos, flatulencia, náuseas, vómito, diarrea, gastritis, esofagitis, úlcera péptica, hemorragias digestivas, cefalea, vértigo, mareos, nerviosismo, acúfenos, tinnitus, depresión, confusión, desorientación, somnolencia, insomnio, reacciones de hipersensibilidad (fotosensibilidad, fiebre, broncoespasmo, exantemas, erupción maculopapular, rash, prurito, urticaria, angioedema), hepatotoxicidad, trastornos visuales (visión borrosa, edema papilar, efectos adversos sobre el nervio óptico), alteraciones hematológicas (anemia, trombocitopenia, neutropenia, agranulocitosis, eosinofilia), nefrotoxicidad (nefropatía, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, hematuria, insuficiencia renal), retención hídrica que en raras ocasiones puede conducir a insuficiencia cardiaca (especialmente en ancianos), aumento de la presión arterial, palpitaciones. Raramente se puede producir perforación intestinal, alveolitis, eosinofilia pulmonar, neumonitis, pancreatitis, púrpura, meningitis aséptica, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y anafilaxis potencialmente mortal. Contraindicaciones: MELOXICAM está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al principio activo, y/o a los salicilatos, y/o a otros antiinflamatorios no esteroideos y/o a cualquiera de los componentes de la fórmula. También se contraindica durante el embarazo, en menores de 15 años, en disfunción hepática severa, en pacientes con diagnóstico de úlcera péptica o intestinal, disfunción ventricular izquierda, hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva severa, enfermedad coronaria, cirugía de derivación arterial coronaria (bypass), enfermedad cerebrovascular, porfiria, sangrado gastrointestinal, antecedentes de enfermedad acidopéptica y en pacientes con diagnóstico de asma, broncoespasmo, urticaria, angioedema, pólipos nasales y/o rinitis aguda secundarios a la toma de ácido acetilsalicílico u otros AINE. Se debe administrar con precaución o evitar su empleo durante la lactancia, en pacientes con depleción del volumen intravascular, alteraciones de la coagulación, pacientes con alteraciones hematológicas, alteración moderada a severa de la función renal y/o alteración moderada de la función hepática, alergia a sulfonamidas y productos relacionados, hiperlipidemia, diabetes, fumadores, enfermedad arterial periférica. Se recomienda iniciar el tratamiento y continuar el mismo con las dosis terapéuticas más bajas y por el menor tiempo requerido. El uso concomitante con el ácido acetilsalicílico (ASA) u otros AINE incrementa el riesgo de úlcera gastrointestinal y sus complicaciones. Dosificación: La dosis usual recomendada en adultos de meloxicam es de 7,5 a 15 mg/día, vía oral, dependiendo de la severidad del cuadro clínico y de la respuesta del paciente. En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática leves se debe administrar con precaución y la dosis no debe superar los 7,5 mg/día, vía oral.

Efectos secundarios: El meloxicam es un fármaco bien tolerado y los efectos adversos más frecuentemente reportados son alteraciones gastrointestinales, aunque estudios demuestran que su incidencia es menor en comparación con otros AINE no selectivos. Se puede producir malestar gastrointestinal, distensión abdominal, dolor abdominal, dispepsia, eructos, flatulencia, náuseas, vómito, diarrea, gastritis, esofagitis, úlcera péptica, hemorragias digestivas, cefalea, vértigo, mareos, nerviosismo, acúfenos, tinnitus, depresión, confusión, desorientación, somnolencia, insomnio, reacciones de hipersensibilidad (fotosensibilidad, fiebre, broncoespasmo, exantemas, erupción maculopapular, rash, prurito, urticaria, angioedema), hepatotoxicidad, trastornos visuales (visión borrosa, edema papilar, efectos adversos sobre el nervio óptico), alteraciones hematológicas (anemia, trombocitopenia, neutropenia, agranulocitosis, eosinofilia), nefrotoxicidad (nefropatía, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, hematuria, insuficiencia renal), retención hídrica que en raras ocasiones puede conducir a insuficiencia cardiaca (especialmente en ancianos), aumento de la presión arterial, palpitaciones. Raramente se puede producir perforación intestinal, alveolitis, eosinofilia pulmonar, neumonitis, pancreatitis, púrpura, meningitis aséptica, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y anafilaxis potencialmente mortal. Contraindicaciones: MELOXICAM está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al principio activo, y/o a los salicilatos, y/o a otros antiinflamatorios no esteroideos y/o a cualquiera de los componentes de la fórmula. También se contraindica durante el embarazo, en menores de 15 años, en disfunción hepática severa, en pacientes con diagnóstico de úlcera péptica o intestinal, disfunción ventricular izquierda, hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva severa, enfermedad coronaria, cirugía de derivación arterial coronaria (bypass), enfermedad cerebrovascular, porfiria, sangrado gastrointestinal, antecedentes de enfermedad acidopéptica y en pacientes con diagnóstico de asma, broncoespasmo, urticaria, angioedema, pólipos nasales y/o rinitis aguda secundarios a la toma de ácido acetilsalicílico u otros AINE. Se debe administrar con precaución o evitar su empleo durante la lactancia, en pacientes con depleción del volumen intravascular, alteraciones de la coagulación, pacientes con alteraciones hematológicas, alteración moderada a severa de la función renal y/o alteración moderada de la función hepática, alergia a sulfonamidas y productos relacionados, hiperlipidemia, diabetes, fumadores, enfermedad arterial periférica. Se recomienda iniciar el tratamiento y continuar el mismo con las dosis terapéuticas más bajas y por el menor tiempo requerido. El uso concomitante con el ácido acetilsalicílico (ASA) u otros AINE incrementa el riesgo de úlcera gastrointestinal y sus complicaciones. Dosificación: La dosis usual recomendada en adultos de meloxicam es de 7,5 a 15 mg/día, vía oral, dependiendo de la severidad del cuadro clínico y de la respuesta del paciente. En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática leves se debe administrar con precaución y la dosis no debe superar los 7,5 mg/día, vía oral.