Decadron Solucion Oftalmico 0.35/0.1% Frasco*5Ml | Medicity
Decadron Solucion Oftalmico 0.35/0.1% Frasco*5Ml

Decadron Solucion Oftalmico 0.35/0.1% Frasco*5Ml

80

5,00 4,80 4.8 USD

5,00

CONTRAINDICACIONES Hipersensibilidad a los componentes. Lesiones tuberculosas o virales de la córnea y la conjuntiva y aquellas ocasionadas por hongos. Contiene metabisulfito de sodio que puede causar reacciones de hipersensibilidad especialmente en pacientes con asma. DOSIFICACIÓN 1 ó 2 gotas de DECADRON® Solución Oftálmica en el saco conjuntival cada hora durante el día, si se obtiene una respuesta favorable se reduce la dosificación a 1 gota cada 4 horas.

INICIA SESIÓN PARA COMPRAR

Agregar

Afecciones inflamatorias oculares producidas por gérmenes sensibles a la Neomicina. La actividad antiinflamatoria del Fosfato Sódico de Dexametasona combinado con la acción antibacteriana de la Neomicina, provee un amplio control para desórdenes oftalmológicos inflamatorios que cursan con infección bacteriana o existe el riesgo de infección sobreagregada. Estos desórdenes incluyen: Queratitis superficial, incluyendo las lesiones epiteliales punteadas (de tipo Thygeson) y la queratoconjuntivitis flictenular. Queratitis profunda, incluyendo la queratitis intersticial o parenquimatosa, la queratitis del acné rosáceo y la queratitis esclerosante. Herpes zóster oftálmico (no debe usarse en herpes simple). Iridociclitis, iritis aguda leve. Lesiones corneales, como quemaduras aséptica térmica, por radiación o química y las secundarias a intervenciones quirúrgicas o a cuerpos extraños. Conjuntivitis aguda y crónica, incluyendo la primaveral, alérgica, la mucopurulenta (catarral) y la no purulenta. Blefaritis aguda y crónica, incluyendo la mucopurulenta (catarral) y la no purulenta. Ulceración marginal recurrente.

Afecciones inflamatorias oculares producidas por gérmenes sensibles a la Neomicina. La actividad antiinflamatoria del Fosfato Sódico de Dexametasona combinado con la acción antibacteriana de la Neomicina, provee un amplio control para desórdenes oftalmológicos inflamatorios que cursan con infección bacteriana o existe el riesgo de infección sobreagregada. Estos desórdenes incluyen: Queratitis superficial, incluyendo las lesiones epiteliales punteadas (de tipo Thygeson) y la queratoconjuntivitis flictenular. Queratitis profunda, incluyendo la queratitis intersticial o parenquimatosa, la queratitis del acné rosáceo y la queratitis esclerosante. Herpes zóster oftálmico (no debe usarse en herpes simple). Iridociclitis, iritis aguda leve. Lesiones corneales, como quemaduras aséptica térmica, por radiación o química y las secundarias a intervenciones quirúrgicas o a cuerpos extraños. Conjuntivitis aguda y crónica, incluyendo la primaveral, alérgica, la mucopurulenta (catarral) y la no purulenta. Blefaritis aguda y crónica, incluyendo la mucopurulenta (catarral) y la no purulenta. Ulceración marginal recurrente.